Suicidio

anonymous tourist admiring sea from stone in misty weather
32
Views

Alguna vez dejaré de escribir
me cubriré con un pelotón de mantas del beso del libertino
bajo el sauce del cielo sobrevolado por palabras
un chico con ganas dé morir.

Atravieso el aire rojo con mi pelo de mártir
logrando chamuscar en mis pupilas
una sonrisa dichosa del noveno infierno.

El pájaro de hierro vuelve y me devora
mientras mi infancia se pasea ante el halago de los sentidos
y sueño profundo, sediento y sediento
una sombra de muerto que ronda y otrora.

Un beso insatisfecho anclado a mi espalda
como una mancha sagrada, risueña, negra y casi calva.

Mis pies sangrando las heridas el olmo
que como hendidura pringosa se limpia la sangre
paso a paso, mientras se bebe mi alma.

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.