Prendí un blunt, y me puse a ver la película Valerian