Parásito

animal mane outdoors horse
43
Views

Dígame usted;
!como osa tener voz
semejante parasito!
¿Quién ha sido el Dios de cristal,
que lo ha sacado de la Ciénega donde
habitaba en silencio.

Algún inmortal que concurre tabernáculos agrestes
sitiando al mundo frente a un impostor de falos,
ante el matador de palomas marianas.

La boca del planeta se sella,
antes sus palabras blancas con sonidos calvos,
y su lengua acre llena de moho me azota.

En un tiesto eléctrico descansa el geranio,
mas ciego que la salamandra del ciclope,
incluso las viudas no pisan su sombra.

El estuco candente está lleno de arcos
la barriga creciendo entre la pampa de las Cibeles
mientras el viajero camina sobre el istmo de sus petardos.

Fueron 17 soles los que duraste oculto;
el saco de neandertal fue renunciado a tu culto
y te lanzaste como autor de angustias.

Tu traje de iniciado revestido de lunas
fue el arma seductora del pecado. -Cuanto engañas-

Cientos fenecieron a la bondad de tu sangre
revestida de concupiscencia, de arpía, de esfinge
griega de baja calaña con reales utopías.

Yo aireaba versos con mi lengua de lagarto,
como mando resiliente con mi polito habito perruno,
aun así fui el peor enmendado !in extremis!

Una potación dentro de la jarra de perlas
engulliste como anélido hambriento, como coloso,
dejándome a cuestas anclado a tus anchas.

La lepra de tu recuerdo dejó rechines en mi dermis,
manchas de cáncer, y una traqueotomía en mi quinto cuerpo,
mi mundo ha vuelto a asfixiarse.

Sigues como parásito navegando entre caracoles
buenos, inocuos, tragándome cual espejo
que devora entre pasos aquí te pillo aquí te mato

No tengo bipolaridad catatónica en la crespa de mi mente
me dejo conducir por tus espasmos de muerte.

La tachuela se aligera entre pasos, mientras
dicen que estoy loco y lleno de parásitos sin hambre,
yo me reinicio, entre las sonrisas del cadáver.

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.