Mi mayor fantasma

24
Views
CARTA A MIS COMPAÑEROS DE VIAJE
A lo largo de toda mi vida he pensado mucho en la idea del ¡suicidio!
Tanto así que el destino me había dado todas las armas para llevarlo a cabo. Pero yo con la mente llena de mierda no fui capaz.
No me arrepiento…!!!
La vida tiene jugarretas raras que nadie comprende pues quien hubiese podido decir yo a mi edad, a mis años, hubiese podido amar así.
Que aquel estúpido que un día a los 15 años comenzó a experimentar nuevas emociones, a los 18 todas se derrumbaran. Pero después de ahí me di cuenta de lo ilógica que es la vida.
Y comprendí que las ilusiones son todas irreales. Y como dice Richard Bach en el libro ilusiones.
Nada irreal puede ser real por mucho tiempo. Pues el ser humano en su capacidad de Dios puede convertir cosas irreales en cosas reales. Pero lamentablemente aun no tiene el suficiente autocontrol de su fuerza para hacer que eso irreal sea palpable y perdure para siempre en el mundo real. Por ende nuestra vida es un flujo constante que consiste en traer las cosas de lo real a lo irreal y de lo irreal a lo real.
Así vivimos.
Por ende les mando ese escrito para que se diviertan….!!!!!
Pero aun día volveré todas mis ilusiones reales y las pasare a este plano de 3 dimensiones. Y todos mis sueños que duermen en una dimensión superior los despertare en esta 3era dimensión.
Para entonces
VOLVERE A AMAR
Sentí manos tocando mi cuerpo dormito. Escuche una voz que acariciaba mis internos.
-Levántate, ha muerto.
Me lo predispuse. Salí de la deliciosa cama para penetrar en un ducha tibia mientras el flash back pasaba por mis ojos engalanándome los sentidos con el recuerdo de los momentos impactantes de tu ausente compañía.
Nuestro amor de infancia no fue capaz de madurar, y nuestros labios sufrieron a carne viva el deseo insatisfecho de tocarse.Yo, casado con dos hijos.
Tu, viuda vestida de blanco.Desde tu partida un fuerte pensamiento de lo que pudo haber sido una mutua relación no deja de sosegarme mis días y martillar mis noches. Solo el pensamiento de ti reina en lo más profundo de mi conciencia.

Muchos lo llaman necrofilia, algunos libros escritos por falsos filósofos lo llaman enfermedad. Y yo no tengo nombre que ponerle. Estoy correcto. Mas ahora, regido por otras leyes no humanas.

Existe algo fuerte que me une a ti y me hace incapaz de romper aquel vínculo extraño que siento que recorre mis aposentos junto a tu recuerdo.

Hoy ya han pasado mil años. He comprendido que los milenios son partes de cifras decimales donde la voces del pasado hacen reminiscencia en el presente y te amenazan con perseguirte en tu futuro. Estoy atado a ellas. Siempre incapaces de cumplir mandatos para dejarme en soledad y así, encontrarme conmigo mismo.

Pero a pesar de todo. He comprendido que los milenios no solo son simples fracciones matemáticas. Algo contradictorio a lo que pensaba en mi anterior párrafo. Las horas, los minutos, segundos, el tiempo en sentido general. Todo tiene sentido. Y el universo nos ha dilucidado esta congruente de una forma muy sutil. Esto ultimo no por amarnos. Sino por en su gran inteligencia universal razona la idea que en nuestra pobreza mental no seriamos capaces de comprenderlo con un ápice más de complicación, y a pesar de todo se nos hace difícil.

Varias cifras y pedazos de tiempo ya he visto desprenderse. Pero aun no he viso tu rostro ni he escuchado tu voz. Cientos de milenios van y vienen mientras yo envejezco haciéndome más sabio. Pero cometiendo el acto de torpeza mas inconcebible que un hombre sencillo hace millares de años se hubiese rendido y desistido. O peor aun, superado. Pero yo, aun con toda la sabiduría de los milenios que he visto pasar, y de los años que tengo, de los cuales no llevo cuenta pues ya no hay papel suficiente donde seguir tomando apuntes, aun no podido vencer. Ni escapar de ese fantasma que me tiene prisionero en su efigie mental.

Esperarte…!!!

Mi mayor fantasma
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.