La gata sin nombre, huérfana, y sin dueño