Entre tú

25
Views

Mi cuerpo está postrado sobre la paja mientras los duendes buscan las agujas. En mi estomago se estrenan dos nuevos ojos que vomitan todo lo que soy, mientras que la piedra angular de los sofistas me devora la garganta, creo que a eso se le puede llamar nudo. Los truenos que me han recostado y dado mimos para dormir, aún se repiten en mi mente como eco del graznido.

-¿Quién ha sido?- Nadie contestó.

La visión me fue tornando las bolas grises en forma de nubes mientras un ligero dolor de cabeza me hacia la señal de la cruz; un rostro se me presentó en el centro de mi visión y se quedó colgado entre risas como un video musical de los años 70. Entonces tomé mi ultima bocanada de aire y a quemarropa esbocé mi última palabra que se alargó por algunas segundos perdiendo cada vez mas fuerza.

-Tú

Article Tags:
· · ·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.