Enfrentar la discriminación LGBTI+, es un tema que tiene muchas aristas, demasiadas voces hablan al mismo tiempo, y se confunden. Cada bando se manifiesta como puede, y eso es válido. Pero, el tema es que el modelo económico que nos rige, incluye a los heterosexuales, y a los miembros de la comunidad LGBT. Por ende, si una empresa de un país tercermundista quiere progresar económicamente sin lavarle ni plancharle dinero al narcotráfico, debe ser inclusiva.

La inclusión vino en sustitución de término integración. El chisme creo que fue porque la palabra integrar, suma o añade algo de afuera, es decir… te sigue tratando como algo diferente. Mientras que incluir, pues te incluye y te hace parte respetando tu forma de ser.

Con esto de la inclusión se pone de manifiesto lo obvio. Cada persona tiene habilidades y potenciales genuinos, que exigen respuestas genuinas. Bueno, que si no puedes ver el escalón para subir, el negocio debe de tener un sistema que te permita hacerlo. Así sea un personal entrenado para… Y, tranquilo pequeño empresario, no tienes que gastar más dinero. Basta con que tomes a uno de tus empleados y le pagues el curso. Averigua donde lo dan, vete a Google.

Afortunadamente, tenemos un instructivo de medidas a tomar que tu empresa puede acatar.

Primer paso para enfrentar la discriminación en tu empresa

Enfrentar la Discriminación LGBTI

Aclararte que no sólo es homofobia, también puede ser la bifobia o transfobia. Y, no… no es lo mismo. Una persona puede ser transfóbica y no homofóbica. De hecho, hay muchos homosexuales y lesbianas que son transfóbicos, muchísimos, una recua.

TE RECOMENDAMOS: El fotógrafo del hermoso desnudo masculino

Respetar los derechos humanos

Evidentemente no tienes una empresa de crímenes a domicilio, para andar por ahí pensando en el derecho a la vida o a la no tortura. Pero, sea cual sea tu empresa, puedes respetar los derechos humanos, y hacer sentir integrada a la comunidad LGBTI.

Para lograr esto, puedes intentar implementando lo siguiente.

Políticas de inclusión claras:

Para enfrentar la discriminación, nada te ayudará mejor que tener unas políticas claras, diáfanas, entendibles, y de acceso a todo el mundo.

Puede ser hasta una hoja de papel que imprimas, y la mandes a plastificar y la pegues en un pared. Si no la quieres colgar, comprendo… no lo hagas. Pero has que tus empleados las lean. Estas políticas de inclusión, deben mencionar de forma explícita que es un espacio de inclusión para la comunidad LGBTI, o quizás que es una zona segura. Es más, con que digas que no se permite discriminación de ningún tipo basta.

Pero… DILO!!!

Haz la debida diligencia

Enfrentar la Discriminación LGBTI

Esto es indagar, investigar, cualquier tipo de acto de discriminación en tu empresa. Ojo, esto no es sinónimo de que andarás por ahí viendo donde hubo discriminación para cancelar a un empleado o darle un martillazo. No… es tan sencillo como atender a una denuncia de discriminación cuando te llegue.

Para enfrentar la discriminación, toma acciones claras y contundentes. Llama a la víctima, pídele disculpas, en fin… haz lo que consideres, pero hazlo. Si el tema cala de forma pública, entonces hazlo público.

Reparación

Hace un tiempo, sucedió un caso de discriminación en República Dominicana con un gimnasio. El negocio negó las acusaciones, pero no hizo más nada… Ni siquiera tuvo los cojones de pedir disculpas públicamente. Al contrario, sus empleados sólo salieron a defender el negocio. Porque como sus empleados muchos son gays, y a ellos no los discriminan entienden que por el eso el gimnasio no discrimina a los gays.

La discriminación, puede ser selectiva… además que no discriminen a novecientos noventa y nueve LGBTI, no significa que no discriminen a uno en particular.

Los gays de closet en República Dominicana, suelen ser aliados del discriminador. Suelen estar en Grindr sin foto de perfil.

Las empresas deben tratar resolver toda repercusión negativa en los derechos humanos que hayan causado. O sea, usted la embarró, usted limpie. Tu empresa debe tener mecanismos de reparación para estos casos, recuerda que fue tu empresa la que se equivocó.

Tienes que enfrentar la discriminación, y eso lo consigues resarciendo el daño causado.

De otro Blog: Si la prostitución masculina fuera heterosexual se hablaría más de ella.

Segundo paso para enfrentar la discriminación

Eliminar la discriminación

Enfrentar la Discriminación LGBTI

La discriminación es una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido. Sin embargo, desde un punto de vista legal, no todo trato injusto es considerado discriminatorio. Cada caso debe ser evaluado de manera independiente.

Las empresas no deben discriminar por su orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales a personas o grupos que trabajen o puedan trabajar en ellas.

TE RECOMENDAMOS: Pepe Le Pew: ¿El acosador?

Empleo

Si vas a realizar una contratación o estás buscando un persona, no excluyas a alguien LGBTI por el simple hecho de serlo. Ese es un primer paso… puedes darle empleo a la comunidad que tiene a ser discriminada en el sector laboral. Incluso, desde la misma vacante, puedes decir que es un cargo el cual se busca un persona sin discriminación alguna.

Para enfrentar la discriminación, debes ser más inclusivos en nuestros espacios de trabajo.

¿No es necesario decir que la vacante es no discriminatoria? Mira, puede que no lo sea, o que no lo encuentres necesario. Pero, resulta que muchos miembros LGBTI no aplican a ofertas porque saben que serán discriminados una vez asistan a la entrevista de trabajo. La constancia en la discriminación, es motivo para que una persona no aplique a un puesto.

Acoso y discriminación

El acoso es un tipo de violencia que amenaza el bienestar de los miembros de la comunidad LGBTI. Para que te hagas una idea de qué tanto o cuánto hay que enfrentar la discriminación, lee este artículo de EuroNews, donde explica con lujo de detalles cómo el acoso se ha incrementado durante la pandemia.

Lo más importante para prevenir el acoso es que tu empresa cuente con un mecanismo de denuncia claro, y eficaz. Si tu empresa es pequeña, puede que simplemente tú mismo estés totalmente abierto y receptivo a escuchar cualquier denuncia de acoso por parte de un empleado. O, en su defecto… instruye a otro.

Respeto de la intimidad

Enfrentar la Discriminación LGBTI

No andas preguntándole si tu empleado LGBTI hace el papel de hombre o el de mujer (horrible pregunta). Si es activo o si es pasivo… es sólo pregúntalo si ambos están pensando en irse a la cama.

Sus relaciones personales no te importan. Déjalo que sea el mismo LGBTI quien te diga algo, en caso de que en algún momento quiera hacerlo.

Deja de preguntar que al final no harás nada con esa información.

Prestar apoyo

Si fue fuertemente discriminado por un cliente, préstale apoyo, escúchalo, déjalo que se desahogue. Dale un día libre si quedo traumado por la experiencia.

Tercer paso para enfrentar la discriminación

Que tu empresa actúe en la esfera pública

Logos de empresas LGBT PRIDE Gay

Esto es muy importante. Es un paso que no todas las empresas deciden dar. Algunas lo han dado drásticamente y de forma aguerrida, otras de forma tímida.

Yo soy de los que piensan que cada apoyo cuenta, así sea grande, o pequeño. Hasta con cambiar el logo de tu empresa el día del orgullo gay y ponerle las bandas del arcoíris, da visibilidad.

¿Te digo más cosas que tienes que hacer en la esfera pública para enfrentar la discriminación? Ok, vamos.

TE RECOMENDAMOS: Martha Wash y la gordofobia musical

Promoción pública

Las empresas deben comunicar de manera efectiva sus políticas en contextos apropiados, en consulta
con los interesados locales.

Acción Colectiva

Sumarse a iniciativas de otras empresas, o crear iniciativas propias para demostrar públicamente que tu empresa es totalmente inclusiva. De esta forma tu empresa será una gran aliada para enfrentar la discriminación.

Diálogo Social

Si por redes sociales alguien cuestiona tu postura, dialoga. Déjales saber que tu empresa es inclusiva, y que no discrimina a nadie. No es necesario que abundes en explicaciones, sólo déjalo saber. Que esas palabras, y esa postura cerrada de: «No discriminamos a nadie y queremos enfrentar la discriminación» actúe por cuenta propia.

TE RECOMENDAMOS: Técnicas de manipulación mental

¿Quieres ayudar a enfrentar la discriminación desde tu empresa?

Love Win Gay Pride

Sigue esas normas que te puesto más arriba.

Estas Normas se basan en las normas internacionales de derechos humanos vigentes. Se derivan de derechos humanos reconocidos internacionalmente que también amparan a las personas LGBTI en virtud de los tratados internacionales de derechos humanos vigentes. Se aplican a todas las empresas, independientemente de su tamaño, sector,
emplazamiento, propietario y estructuras.

Para que las Normas sean eficaces, todos los sectores tendrán que analizar los riesgos y las repercusiones en contextos y países específicos y adaptar su enfoque en consecuencia. Porque claro, no irás a decir que tu empresa quiere enfrentar la discriminación en un país donde ser gay sea condena de muerte, ¿o si? Todo se debe adaptar al contexto.

La aplicación de las Normas debe estar dirigida por interesados locales. Al aplicar estas Normas las empresas deben adoptar un enfoque matizado y diferenciado, tomando en cuenta los diferentes desafíos en materia de derechos humanos a los que se enfrentan, respectivamente, las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales.

Puntuación: 1 de 5.

Subscribe to our newsletter!

[newsletter_form type=»minimal»]

Author

Estudié teatro; me apasiona el internet.

Hablemos... coméntame algo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: