Manipular a la gente requiere más de una habilidad. No hay un método específico, pero me zambullí en la red buscando información, y encontré un tesoro de perlas. En la red hay una especie de psicología negra donde te enseñan lo que puede ser poco ético. Pero, ¿Qué diablos es la ética cuando todos nos jodemos unos a otros todos los días? — no lo sé — dijo Sofía.

Índice

¿Qué es la manipulación?

Manipular a la gente: Una mano gigante manipulando una niña

Según fuentes la manipulación se produce cuando un individuo o grupo de individuos ejerce una toma de control del comportamiento de una persona o de un grupo, utilizando para ello técnicas de persuasión o de sugestión mental, en busca de eliminar las capacidades críticas o de autocrítica de la persona, esto es, su capacidad de juzgar o de rehusar informaciones u órdenes mentales.

Técnicamente, estamos definiendo a una persona que sin te des cuenta, te obliga a ser lo que tú quieres. O, en este caso, como tú eres quien manipula, obligas a los demás a hacer lo que quieres tú. Creo que todos hemos sugestionado a alguien en algún momento por diferentes razones. El que diga que nunca ha intentado manipular a la gente miente, si hasta los niños lo hacen.

Los poderosos suelen tener un gran poder para manipular a los demás.

«La manipulación aparece como una necesidad imperiosa de las élites dominadoras con el objetivo de conseguir a través de ella un tipo inauténtico de ‘organización’, con la cual llegue a evitar su contrario, que es la verdadera organización de las masas populares emersas y en emersión», comentó alguna vez el pedagogo brasileño Paulo Freire.

¿Está bien manipular a la gente?

No tengo idea, cada quién es a según.

Para manipular a la gente, ¿Cuáles habilidades necesito?

Muchas, muchísimas, tantas que hasta le hemos hecho su propio artículo.

TE RECOMENDAMOS: Desarrolla tus habilidades de manipulación mental.

Debes leer ese artículo si quieres saber al detalles cuales son esas habilidades necesarias para la manipular a la gente, y cómo desarrollarlas.

Brevemente, a modo resumen, te diré las principales.

  • Ser consciente de tu respiración.
  • Concentración
  • Estudios de artes escénicas
  • Visualizar lo que quieres
  • Ser carismático
  • Cambiar un poco tus hábitos
  • Imitar a los demás
  • Demostrar interés en tu víctima
  • Enseñar nuevas formas de ver la vida
  • Analizar tu entorno
  • Crear anclaje emocional
  • Trabajar para la excelencia

Cada una de esas técnicas de manipulación mental, está desglosada en el artículo con ejemplos, y formas claras y fiables para desarrollarlas. Léelo, le sacarás provecho.

¿Y para manipular a los amigos?

Para eso también hemos creado un artículo especial.

TE RECOMENDAMOS: ¿Cómo manipular a los amigos?

A modo resumen te comento que este artículo te habla de los principales recursos para manipular a los amigos.

Las técnicas más comunes son: Hacer que te vean como sufrido, recordarle cosas que has hecho por ellos, y recurrir a la culpa. Otros métodos usados son hacerles creer que muchos piensan como tú, y aprovecharte de sus debilidades. Para saber más, lee el artículo en cuestión.

También quiero manipular a mi pareja

Tú lo quieres todo en la vida.

TE RECOMENDAMOS: Para manipular a tu pareja no tienes que mentir.

A pesar del nombre del artículo, te enseño a mentir para manipularla. O sea, no tienes que mentir, pero si quieres hacerlo hazlo. Al final manipular a la gente, manipular a la pareja, manipular a los amigos, no sé… vamos todos a manipularnos.

¿Qué hacer para manipular a la gente?

Elogia, dile cosas lindas

Mujer con máscara de cartón sonriendo como técnica de manipulación mental
Deja de decir que estás más vieja, tú sólo estás subiendo de categoría. Y, cada categoría es mejor que la anterior. Estás en tu mejor momento, disfrútalo.

Cuando una persona recibe una elogio o un cumplido el cerebro reacciona como quien ha recibido dinero, es decir… se activa el mismo estímulo. ¿Te imaginas que hagas sentir a alguien como si tu presencia fuese tan estimulante como las transferencias bancarias? Bueno, quizás no tanto… pero de vez en cuando dile cosas lindas a tu víctima. Esto es crucial para manipular a la gente, pues verán en ti una fuente de placer.

¿Cómo se debe elogiar a alguien?

Depende de tus planes, de lo que quieras conseguir, y qué tan lejos estés a llegar para manipular a la gente. Ese impulso bienaventurado o desesperado debes darlo cautelosamente para no parecer un lambiscón. La idea es manipular a la gente sin que lo note. Además, acuérdate que lo que quieres es conseguir algo, tienes un propósito que va más allá de lo normal. Debes ir con calma, a ritmo pausado. Es imposible que lo hagas rápido. Esto tienes que prepararlo bien, así que tómate tu tiempo.

Elogia de la siguiente manera:

Algo físico

Lo bien que le hizo ir a la playa, lo bonita que le queda la ropa, etc, etc, etc… tu sabes qué tan lejos puedes llegar.

Dar las gracias

Elije sabiamente, porque tampoco es que vas a estar como una magdalena agradeciendo por todo. Búscale la vuelta al asunto, y decide que hoy le vas a dar las gracias por algo, y ve y PRAM!!! hazlo.

Hacer énfasis en el buen trabajo

Si lo hizo bien déjaselo saber, es el momento donde puedes aprovechar para hacer un halago sin ser lambiscón. Es el momento perfecto de usar la estrategia del halago para manipular a la gente.

Reforzar a alguien para algo

Si lo ves intentando hacerlo, dale ánimos. Pero JAMÁS se te ocurra darle consejos, a no ser que te lo pidan. Sólo dile: Yo sé que lo vas a lograr, te he visto antes intentado hacer otras cosas y te ha ido bien, no veo porqué vez esta sea distinta.

Mostrar admiración

Si hay una cualidad que admiras déjasela saber. Y, no tienes que ir muy lejos, basta con algo como: «Yo admiro tu habilidad para siempre llegar a tiempo».

¿Cómo usar el elogio para manipular a la gente?

Manipular a la gente: Dos mujeres con máscaras de cartón sonrientes mientras conversan
La decisión que tomes siempre será la correcta, porque es la que tú elegiste y entiendes que es mejor para ti. Cuenta conmigo cualquier cosa…

Bueno, es que acuérdate que esto no es a lo loco. No puedes ir de repente y decir: «Ay me gusta tu camisa, ¡qué linda es!», así como así. O sea, hay reglas para las cosas.

Mira, lo primero es que para dar el elogio debe de verse natural, no forzado, que se parezca a ti y que ciertamente sea algo que tú digas. Debe de ir acorde a tu personalidad, y también debe ser dado en el momento justo. Tampoco es ver a alguien caminando y tirártela encima y elogiarlo, porque se notará lo mucho que estás intentando forzar el elogio para manipular a la gente. Es decir, se notaría que algo quieres.

Los que practicamos las artes de manipular a la gente, debemos obrar en silencio, y nuestra víctima debe ser la última en enterarse.

¿Qué debo hacer?

Mira a la persona a los ojos y deja que la sonrisa se muestre de forma natural. Debes estar seguro de ti y de lo que vas a decir, te acercas y lo dices. Luego intenta seguir de forma natural, si es posible, hasta sigue hablando. No hay peor manipulador que el que elogia y luego se queda callado esperando que el elogio sea agradecido. Es como tirarle una flor a tu víctima sin esperar que la recoja. Sigue adelante, el trabajo ya está hecho. Deja que el veneno actúe. Dile lo bien que hace su trabajo y ahí mismo le lanza que te acordó a una película que viste de alguien que tenía esa misma pasión por las cosas. Cualquier cosa, no recuerdas el nombre de la película.

¿Y cómo se debe responder al elogio?

Mujer con máscara de cartón y gesto de quien recibe un elogio
Ay muchas gracias. Me alegra mucho que te hayas fijado en eso, porque es importante para mí hacer las cosas de esa manera. Sí tú me ves así, es porque es cierto, porque tú no juegas con tu palabra.

Sí, porque un manipulador puede ser manipulado, y para manipular a la gente, sólo se necesita gente, y tú eres uno de ellos, uno de nosotros.

No sobreactúes

Lo primero es que no sobreactúes, debes demostrar que es habitual que recibas ese elogio. No reacciones como un cerdo atrapado en una pocilga cuando le echan afrecho.

No demuestres que te incomoda

Puede que el elogio sea justamente por aquello de lo cual no quieres hablar, pero si te incomoda te lo tragas. Nunca demuestres que un elogio te afecta, quien te elogia te cede poder, no te lo arrebates, porque es un poder que mereces.

No niegues el cumplido

Si te dicen que tienes una bonita ropa, no respondas con: «Ay, pero si me puse lo primero que encontré en el closet». No, agradece.

No te desmerites

Si te dicen que tu exposición fue buena, no puedes venir con: «Ay, si supieras que se se me olvidaron la mayoría de las cosas y tuve que improvisar». ¿Tu eres idiota o qué? No puedes desprestigiarte. Pueden que en realidad hayas hecho una mierda, pero demostrarlo sólo hará que los demás te vean tan mierda como realmente te sientes, o quizás como realmente eres. JAMÁS te desmerites.

Ante todo evento de esta naturaleza, sonríe eso nunca falla.

Mira a los ojos

Eso dará la sensación de qué sabes y asumes lo que hablan. Este punto es el más importante para manipular a la gente si estás recibiendo un elogio. Déjales saber que te importa lo que dicen, aunque en realidad su opinión para ti te valga un ocho.

Recuerda, quien te elogia, te da poder.

¿Y si me elogia el enemigo?

Acepte el elogio con gusto.

Llama a la gente por su nombre

Manipular a la gente: Máscara de cartón de alguien que está aturdido, dispuesto a manipular
Oye, disculpa: ¿Me puedes decir como se llama el señor de la camisa roja? ¿Es algo así como con R, verdad?

Es cierto que tampoco es que te vas a aprender los nombres de todo el mundo, muchísimo menos en recordarlo. Pero siempre que puedas utiliza el nombre de las personas para referirte a ellas. Sabemos que es gratificante cuando alguien recuerda nuestro nombre, por eso recuerda tú también el nombre de la gente. Si vas a decirlo algo a alguien y no recuerdas su nombre, pregúntalo discretamente antes.

Habla siempre en sustantivo… si quieres manipular a la gente

Una reunión de personas enmascaradas como típico manipuladores.
¿Verdad que te interesa ser activista social? Únete a nosotros que se conoce mucha gente y se adquiere reconocimiento. Yo estoy seguro que tú serías un buen activista.

El ser humano en su afán por sentirse importante y pertenecer a algo le gustan cuando lo incluyen y lo sustantivan: votante, socio, activista, etc… Todos queremos sentirnos útil.

Es una técnica muy útil, de hecho los que trabajan en negocios de pirámides son experto en ellas. Normalmente uno diría: «Quiero que te unas a este negocio en el que estoy». Suelen abolir el verbo unir, por un sustantivo incluyente. Entonces dicen: «Quiero que seas mi socio en este nuevo modelo de negocio que va a cambiar tu vida». O sea, no sólo te dicen la frase relevante: socio. Sino que también te hablan de un supuesto nuevo modelo de negocio para darte la sensación de curiosidad. Y, por último… termina con va a cambiar tu vida, como la esperanza al éxito que tanto anhelas.

Manipulador que se pone en evidencia da asco

El problema es que para manipular a la gente se quieren técnicas menos invasivas, y ese tipo de gente aunque saben de manipulación, terminan abarrotando a la víctima sin dejarla respirar. Es horrible lo mucho que mendigan que uno se una a sus porquerías de empresas donde se acabaron los jefes. Cometen el peor error de todos, ponerse en evidencia.

Su manera de manipular a la gente funciona, pero sólo con cierto tipo de individuos. Muchísima gente se ha visto muriéndose de hambre y no se mete en esas vainas..

Inspira miedo, luego tranquilidad

Hombre de brazos cruzados mientras lleva puesta una máscara.

Una vez, en un empleo que tenía. El jefe tenía la costumbre de usar esta habilidad, sin saber que en mí eso no funcionaba. Por la naturaleza del trabajo, teníamos que ser cercanos, tanto el director del departamento, como los que trabajábamos con él, que sólo éramos dos.

En una ocasión nos dijo: «Tengo que decirles algo muy serio sobre los empleos de ustedes…». Nada, nos reunimos, mi mente cambió a la modalidad buscando empleo. Él, con conocimientos para manipular a la gente, en la reunión, uso algunas pausas, creando una ligera tensión. Luego, dijo que nuestros empleos estaban asegurados gracias a nuevos proyectos.

En ese momento, de la nada dije: gracias.

¿Qué pasó con ese gracias?

Ese «gracias», salió natural, pero no era el resultado de que mi empleo esté asegurado, sino el resultado de hacer regresar mi mente al estado de tengo trabajo. Me quitó la calma, y luego me la devolvió, creando en mí la sensación de que le estoy agradecido o que le debo algo. Sin embargo, inmediatamente en mí se desataron todas las alarmas. Este hombre me estaba manipulando, sabía manipular a la gente dándoles miedo, y luego quitándoles el temor. Eso creaba en los demás una muestra de agradecimiento.

Después de eso, noté como en varios ocasiones nos metía miedo con un tema, para luego darnos una frase final que lo resolvía todo.

No abuses de esta técnica.

Esta técnica la puedes usar si lo que buscas es manipular a la gente, pero ten cuidado. Úsala, como mi jefe lo hacía. Provocaba el miedo, y a los diez segundos la cura. No puedes poner a las personas a durar un día entero pensando en algo, porque eso los mortifica y les genera ansiedad. Si eso sucede no te verán con agradecimiento, sino como una fuente de estrés.

Recuerda, da temor, y de una vez resuélvelo. Agradecimiento inmediato. Cada día que pase, te verás más y más como alguien al cual uno debe sentirse agradecido.

Usa sobornos; manipular a la gente con sus emociones

Familia invitándote a comer para sobornarte mientras llevan puestas máscaras de cartón. Manipular a la gente:
Te invito a un café… para manipularte mentalmente.

De muy joven tuve la oportunidad de dar clases en un centro penitenciario, donde los reclusos, privados de libertad, eran expertos en el soborno emocional.

La primera advertencia que recibí fue que me cuidara del chantaje emocional, y me explicaron la forma en la cual los reclusos usar su arte de manipular a la gente. Y, es mediante regalos, para luego pedirte que hagas cosas por ellos.

En el centro penitenciario los reclusos tenían aulas donde cursaban diferentes oficios. Desde tapicería, jardinería, manualidades, y demás. Una de las prácticas más comunes era regalar cosas que ellos mismos fabricaban. Podía ser un artilugio en piel, o algo para ponérselo en las manos, o hasta una menta. Lo que sea, ese era su soborno, su forma de manipular a la gente.

Los reclusos saben manipular a la gente

Si le aceptabas el regalo, entrabas inmediatamente en el juego de poder, eras parte de la tómbola de manipulación, un juego emocional donde hay que ser inteligente para decir: NO. La táctica era seguir dándote regalos, para luego pedirte algo. Podía ser algo muy simple, como que le lleves un disco de música, pantaloncillos, o lo que sea, el truco estaba en que ahora tenían un pacto. Muchas personas llegaron a caer presas por ciertas diligencias.

Da un regalito, un elogio, dale cosas a la gente, luego pide de a poquito… manipula.

Hazte la víctima – desvía la culpa

A manipular a la gente se ha dicho.. Una mujer con máscara de cartón se hace la víctima y le echa la culpa a otra.
Yo creí que ibas a estar ahí en todo momento…

Por supuesto que no eres víctima, y no debes sentirte así, pero juega con eso. Manipular a la gente llevan consigo aprender a desviar la culpa.

Este truco debes usarlo según la persona con la que estés, es difícil porque va a requerir de tu destreza emocional. Es bueno que para algunos casos tengas un pequeño discurso.

Hay gente que tiene discursos para cuando quiere terminar una relación, o para cuando quiere faltar a algo.

Si la culpa es tuya, acéptala.

Pero, luego… tímidamente, elabora una explicación. Quizás el problema no eres tú sino que se te hace difícil hacer eso porque cuando eras niño sucedió algo de lo cual no quieres hablar. Créeme, que una persona como tú que siempre se muestra poderoso, demostrar que tiene un lado humano, hará que te adoren aún más. Pero eso sí… no des detalles al respecto de lo que te pasó, no es necesario. Déjalo a la intriga. Tú, eres una caja de sorpresas.

Nunca aceptes que manipulas a la gente

Niño con máscara de cartón de rostro poco crédulo. A manipular a la gente se ha dicho.
Ay no, mira discúlpame. Lo que has dicho en verdad, ¿Qué te digo? Mira, es algo irracional. Yo prefiero dejar la conversación hasta aquí.

NUNCA.

No importa los argumentos que usen. Jamás aceptes que eres o estás manipulando. Lo que debes hacer es sentirte ofendido por eso, y retirarte. Si es posible, deja saber que es la primera vez en la vida que alguien te dice semejante disparate, y retírate tranquilamente, pero indignado. Tu cara debe demostrar que estás estupefacto por la estupidez que acaban de decir. Da a entender que la estupidez fue tan grande que ni sequiar con la conversación quieres. No te vayas molesto, sólo rendido a seguir conversando al notar que todo se volvió irracional.

No aceptes que eres un manipulador nunca, pero tampoco te sientes a defenderte porque puedes meter la pata.

Además que es mejor retirarse, es una forma importantísima de desviar la culpa.

Manipular a tus amigos

NIños jugando con máscaras. A manipular a la gente se ha dicho.

NUNCA.

Cuando dejen de ser tus amigos serán los primeros que le dirán a todo el mundo que eres un manipulador, además con ellos no funcionará porque te conocen bien. Y, en otro orden… por tu salud mental nunca lo intentes. Por más manipulador que pretendas ser, necesitas tener una zona de confort donde sentirte seguro.

Tus amigos no son parte de este proceso si quieres ser un gran manipulador. Todo lo contrario, ellos pueden hasta darse cuenta como lo haces con otras personas, y quizás sólo te lo hagan saber y rían contigo y alaben tus habilidades.

Busca hijos de puta como tú.

Imita gestos; usa el cuerpo para manipular a la gente

Dos hombres con máscaras imitándose mutuamente. A manipular a la gente se ha dicho.

Tampoco es que te vuelvas loco imitando a los demás. Recuerda que esto se trata de agradar, de hacer que el otro se conecte contigo para que más adelante ceda ante tus deseos.

Si ves que la víctima es calmada, serena, y hace un gesto específico cuando ve que todo está bien. En un momento en que las cosas están bien y se lo tengas que decir, le haces el mismo gesto. Si la víctima levanta los ojos cuando una música le gusta, usa ese mismo gesto cuando algo a ti te guste, y estés delante de ella. De eso se trata, de crear una ligera conexión, nada exagerado.

Pide un imposible, luego un posible

Hombre enmascarado conduciendo un coche. Listo para manipular a la gente.
Tú deberías de doblarme el sueldo.- Es broma, pero claro que un aumento no caería mal.

Vas a comprar un coche y le dices al agente que te atiende: yo quiero un vehículo de los que ustedes tiene que son gratis. El agente no sabrá bien qué responder, dale unos segundos… y luego di: En verdad estoy interesado en un coche y quería ver sus ofertas.

Aunque el ejemplo está en el área de ventas, ciertamente puedes utilizarlo para cualquier caso de la vida diaria. Pide algo absurdo antes de pedir lo que realmente quieres.

Pedir algo inusual también es válido. Si quieres que te lleven a tu casa puedes preguntar: ¿¡Oye, mañana viajo al interior, me podrías llevar en tu coche!? – ante la obvia negativa que vas a recibir, tú solo responde: Era broma, sólo quiero saber si me puedes llevar a casa que ya es tarde.


Manipular a la gente haciéndola sentir culpable

Un hombre con máscara y su subordinada también enmascarada. Manipular a la gente para no sentirse culpable. A manipular a la gente se ha dicho.

En este punto debes tener mucho cuidado, recuerda que lo quieres es ganar adeptos, no gente que luego se te rebele. Es muy fácil para alguien cuando tiene ansiedad o se siente estresado mandar todo a la mierda y largarse de donde está. Tú, si quieres ser bueno en las artes de manipular a la gente, debes ser una zona de confort para los demás. Que se sientan agradecidos contigo, aunque ciertamente no tengan nada que agradecerte, porque estás chupando de ellos.

La culpa debe ser suave, ligera… que ellos mismos puedan incluso hasta asumirla sólo para hacerte sentir bien.

Si es un familiar, un mal recuerdo de infancia puede funcionar. Si es tu amigo, recordarle una situación difícil que atravesaste en la cual él estuvo presente (ojo, no manipular a los amigos), y si es un novio pues bueno… dile: «me esperaba esto». Desvía la culpa

Habla de beneficios

Mujer pensando en algo mientras lleva una máscara de cartón puesta. Los beneficios de la Manipulación mental. A manipular a la gente se ha dicho.
Mira que habrá mucha gente que te conviene conocer por la carrera que estudias.

A todos nos gusta ganar algo en todo. Y, no hablo de dinero, sino de ganar cualquier cosa. Puede ser hasta una experiencia agradable, así que piensa bien antes de hacer tu oferta.

Si quieres que alguien te acompañe a un evento, no vayas con el cuento de: Ay ven que no quiero ir solo. Mejor dile: Me gustaría que vinieras conmigo, habrá gente interesante como tú que le gustan los animes, en caso de que a la víctima le gusten los animes. Dile que conocerá gente nueva con sus mismos gustos y que la pasará muy bien.

Esto debes siempre decirlo calmado, y racionalmente. Para nada puede verse que estás pidiéndole un favor, aunque ambos sabemos que lo que quieres es que el vaya porque tiene coche y tú no quieres andar a pies. Pero bueno, para eso es la manipulación. No dejes entrever que eres tú quien necesita que esa persona vaya, hazle a la víctima creer que se beneficiará de ello.

La pobre víctima, no sabe que estás utilizando una sucia técnica para manipular a a gente.

Aprende a manipular a la gente.

Breves consejos

Los cuales puedes encontrar en este blog al cual se los hemos tomado prestado.

  • Hazte el tonto. Para manipular a la gente di “No sé que es lo que estoy haciendo mal”. Exprésate como si realmente te desconcertara el porqué las cosas no te funcionan.
  • Di: “Está bien, estoy acostumbrado”. Haz sentir culpable a la persona, como si estuvieras rodeado por personas que nunca te ayudan.
  • Inspira lástima. Si tu amigo no te quiere llevar a la ciudad, dile: “Está bien, caminaré, me servirá el ejercicio”.

Leer aquí: El positivismo tóxico

Advertencias para los manipuladores

  • Nunca manipules a quien notes que manipula a los demás. Se dará cuenta inmediatamente y no caerá en tu juego. Sin embargo, no le demuestres que eres un manipulador, deja que él se de cuenta. Puede verte como un rival.
  • Todo aquel que intente manipular a la gente corre el riesgo de ser desacreditado, perder amigos, y que su círculo social se vea roto. Por eso insisto, nunca manipular a los amigos.
  • Te cuidado a quien manipulas, hay mucha gente inteligente que puede darse cuenta inmediatamente. No manipules a todo el mundo, elije sabiamente a tus víctimas.
  • Huye a la primera señal de que te han descubierto. Esto es, no intentes manipular más a esa persona.

Te invito a que aprendamos juntos como MANIPULAR A LA GENTE.

Subscribe to our newsletter!

[newsletter_form type=»minimal»]

Author

Estudié teatro; me apasiona el internet.

Hablemos... coméntame algo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: