Buscando lo perfecto

20
Views
El coloso se desvío de la perfección
tocando fondos.
Mi existencia ha llegado a su límite
más absurdo de escapar. Tocando
los lienzos del más allá. Aquel suéter
negro ya no me sirve. No aglomera
mi brazo que rompe mi tráquea.

Mi existencia ha entrando en crisis,
que dignifica el trabajo del poeta, renuncio
a la labor. Siento el final que se aproxima
como tren de cartas con glicerina.
Ha explotado en mí la bomba de asfalto
que hacia muecas como signo semiótico.

Mi gato negro se lame la piel.
-Oh coloso-
Vuelven los tréboles siniestros que parten
la envergadura de mis viajes. Es el final
de las cuentas pendientes.

He decidido alcanzar la perfección para romper con el dolor.

Article Tags:
·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.