Atrevesandote solo

lovely elderly couple
23
Views
Sin la ayuda de mi coloso atravieso la crisis,
mis esperanzas se duermen,
al cementerio de los sueños negros,
cayéndose como hojas que bota el otoño
y que mi invierno diseca.
Cojo la navaja otra vez,
apago la fogata, tomo mis gafas de sol,
un aliento de menta me toca la sien,
y me recuerda al suspiro cuadrangular.
Gemido susurrado que nos divertía.

Un tarro negruzco se mueve por doquier,
se acerca y se rompe. Como llaves
que han desaparecido, como mágicos,
abstractos pensamientos. Crisis de nervios,
tortícolis, me decido a afilar mis cataratas
de sangre con el acero. El que compramos
en la tienda de enfrente.

Esto puede ser malo.
Puede ser malo.
Ser malo.
Malo.

Pero lo deseo.–

Article Tags:
· · ·
Article Categories:
Divagaciones

Un día me dieron la facultad de las mil y una maravillas.

Comments are closed.